Cerca
venerdì 14 dicembre 2018 ..:: Forum ::.. Registrazione  Login
Ricordiamo ai visitatori del forum che per poter inserire il proprio messaggio nel forum è necessario prima registrarsi al sito, anche in modo anonimo, utilizzando questa pagina dedicata del sito, grazie. Nous rappelons aux visiteurs du forum qui est nécessaire premier les enregistrer au site pour pouvoir insérer le propre message dans le forum, aussi de manière anonyme, en utilisant cette page dédiée du site, merci.
 Il forum dell'Associazione degli Apostoli della Croce Gloriosa Riduci
 
  Forum  I forum degli A...  Testimonianze d...  En Espanol ... abbè René Laurentin: DICTIONAIRE DES “APPARITIONS” DE LA VIERGE MARIE.
Precedente Precedente
 
Avanti Avanti
Nuovo messaggio 01/09/2007 16.14
L'Utente non è in linea adcg
141 messaggio
10th Level Poster


En Espanol ... abbè René Laurentin: DICTIONAIRE DES “APPARITIONS” DE LA VIERGE MARIE.  
Modificato Da adcg  in 21/12/2007 21:36:08)

A. (ella guarda con discreción su apellido y  su dirección italiana)  Nació y vive en una pequeña población del Piamonte (Italia).

            Recibe “locuciones” e “imágenes interiores”, según su propia expresión,  principalmente de Jesucristo, alguna que otra vez del Padre, a Quien reconoce por la autoridad de su palabra, y también de la Virgen María.  Estas imágenes son sobradamente claras de manera que un pintor italiano con talento las ha podido realizar.

            Al principio era secretaria de dirección pero a los 19 años tuvo un accidente con traumatismo craneal:  esta prueba le llevó hacia los otros. Se hizo enfermera por humanidad.

            Aunque formada en el seno de una familia muy cristiana, ella se había alejado de la Iglesia.  Los traumas de su infancia limitaban su apertura a Dios.  Un sacerdote que blandía la imagen de un Dios que castiga le apartó de la práctica religiosa sin que ella aprendiera a razonar sus angustias.  Su sufrimiento interior le condujo a una necesidad imprecisa de Dios.  Más que un Dios universal y sin rostro lo que le atraía era Cristo crucificado:  “Él podía comprenderme”.

            En enero de 1989, durante un viaje a Uganda, Ángela encontró una religiosa, que había hecho un seminario de discernimento, según

S. Ignacio de Loyola.  Ella le puso en contacto con un sacerdote que a la vez era psicólogo.  De regreso a Italia Á. hizo un seminario de discernimiento. 

 
“Fue entonces, dice ella, cuando al meditar el quinto misterio de gozo (Jesús perdido y hallado en el templo) “me invadió un río de lágrimas durante todo el día, fue como un nuevo bautismo”, sentía un gran dolor por haber “perdido a  Jesús y una gran alegría al haberlo reencontrado”.

Y añade: “Me sentí perdidamente atraída por el amor de Jesús, totalmente, íntimamente, sin sentir la llamada a la vida religiosa.  Prometí entregarme plenamente a Él como nunca lo habría hecho por un hombre.  Era la gracia de Dios. Un rayo del cielo.  Le pregunté a Jesús:  ¿A qué me llamas, cuál es mi vocación?.   Jesús me respondió en la intimidad del corazón:

-          Finalmente! Te he esperado tanto tiempo.  Mi Padre ha de confiarte una misión importante.  ¡Cuanto tiempo hemos esperado este momento!”.

-           

Entonces sufrí el ataque de Satanás.  Intentaba seducirme.  Me presionaba diciéndome que le pertenecía pero no consiguió romper mis lazos con Jesús.

Tenía entonces 39 años.  Carecía de formación espiritual.  No entendía la Biblia y, cuando intentaba leerla, no podìa.  Poco a poco todo se hizo cada vez más transparente e idénticamente sucedió con la Eucaristía.  No podía vivir sin la Eucaristía.  Entonces se curaron todas mis heridas.  Hice entonces un seminario de curación con los carismáticos de la escuela del P. Tardif.  Quien dirigía la plegaria dijo:  “El Señor está a punto de curar a una persona que ha leído ‘Jesús vive’”.

Efectivamente yo acababa  de leer este libro del P. Tardif.  El miedo a Dios que, a los cuatro años, un sacerdote me había inculcado se desvaneció.  Recordé la imagen que yo rechazaba y Jesús me dijo:

-          “Aquí tienes la persona que te hirió”.

Yo le perdoné.  Librarme de esto fue como nacer de nuevo.

Desde entonces recibo locuciones interiores, acompañadas de imágenes. 

“Cuando hice el seminario sobre discernimiento nos enseñaron, siguiendo a S. Ignacio, de hacer, antes de la meditación, la composición de lugar, es decir representarnos concretamente la escena del evangelio.  Para mí aquello no era un ejercicio, me fue dado gratuitamente y pensaba que así era para todos los que estaban a mi alrededor”.

 
La misión de Á. es dar a conocer la obra del Espíritu Santo, el amor de Cristo, su presencia en la Eucaristía, a la espera de una nueva manifestación de Cristo resucitado, la oración, el Evangelio, la obediencia a la iglesia y al Papa.  Todo esto exige además la regeneración de las mujeres:  un feminismo según Dios, a imagen de María, siguiendo la estela de las feministas rusas, aquellas marxistas que, en plena dictadura materialista y en pleno ‘gulag’, reconocieron en la Virgen el verdadero modelo que libera de la prisión del ateismo destructor de los hombres y por la misma razón de las mujeres.

 

La Virgen le dijo a Á. el 6 de Enero del 2000:  “Tu época es como la mía, cuando vivía en la tierra.  Las profecías anunciaban al Salvador y nosotras, las jóvenes, estábamos permanentemente a la escucha, pues todas deseábamos ser la Virgen escogida [...].  La vida en Nazaret era la de siempre.  Cada uno se ocupaba en las cosas diarias ¡pero nuestros ojos miraban al Cielo!  ¿No es así tu vida?  ¡Normal y totalmente mística! ¡Este es un tiempo muy especial!  ¡Es el momento de vivir como yo!  [...]  ¡Los ojos puestos en el cielo, hijitos!  Pues, en el momento menos pensado Él vendrá”.

Y el 24 de Noviembre del 2000:  “La mujer es la pieza fundamental de la creación destinada por Dios mismo a concebir en su corazón la vida;  pues el Creador la quiso hacer partícipe de la creación con un conocimiento infuso.  El pecado, empero, la alejó de esta comunión con el Padre.  ¡Yo soy la nueva Eva! ¡La que devolverá a la mujer su dignidad original!  [...]  ¡Yo soy la Inmaculada Concepción! ¡La primogénita de muchas hermanas!”.

 

Últimamente los mensajes proceden de la Virgen, uno al mes, sin un ritmo regular, y de manera especial de Cristo, en plena armonía:  alrededor de cada mes.  Cristo insiste en la Redención, la Eucaristía y su retorno.

Á. mantiene una relación de confianza (discreta) con su Obispo que no ha nombrado ninguna comisión de encuesta, cosa que no es necesaria porque se trata de gracias particulares.  Tampoco ha tomado ninguna decisión oficial o pública.

Á.  hizo llegar sus primeras publicaciones a Juan Pablo II en el curso de una audiencia general.  La comunicación se hizo a través del secretario privado del Papa, hoy cardenal,  Mns. Dziwisz.  El obispo dio a Ángela la respuesta a sus publicaciones, recibida de Roma, sin otra salvedad que no hablar de Dozulé, aparición no reconocida por la Iglesia.

 

Publicaciones: 

-          “Dalle tenebre alla luce”,  en italiano.

-          “Giovanni Paolo II  Ostia viva sulla terra”, en italiano.

-          “¿Quién es la Eucaristía?”  a punto de publicarse en nuestra lengua.

-          “El triunfo de María”,  también pronto aparecerá en nuestra lengua.

 

Texto traducido de

DICTIONAIRE DES “APPARITIONS” DE LA VIERGE MARIE.  

Pour l’abbè René Laurentin,   pp. 86-88

Editions du  PARVIS      2007  

 
Precedente Precedente
 
Avanti Avanti
  Forum  I forum degli A...  Testimonianze d...  En Espanol ... abbè René Laurentin: DICTIONAIRE DES “APPARITIONS” DE LA VIERGE MARIE.

 Stampa   

Copyright (c) 2006-2010   Condizioni d'Uso  Dichiarazione per la Privacy
DotNetNuke® is copyright 2002-2018 by DotNetNuke Corporation